Tecomán.- El módulo de la Procuraduría Federal del Consumidor en Tecomán, anunció a través de su responsable en el municipio Max Gallegos Madrigal que estarán haciendo las verificaciones necesarias durante este periodo de festejo de día de muertos, ello para que las personas tengan a bien estar preparadas y no sufrir abusos.

 

Dentro de los establecimientos que están en la mira, dijo que son desde florerías hasta prestadores de servicios, pasando por comercios donde venden artículos para altares “”todos aquellos negocios o prestadores de servicio que dan atención a las personas que vienen de fuera como hoteles y restaurantes, se verificará que cada negocio tenga sus precios publicados”.

 

A manera de consejo, pidió que los consumidores visiten la página web de la Profeco www.profeco.gob.mx  donde además de que pueden encontrar recomendaciones, pueden tener un parámetro de los precios de cada uno de los productos que pudieran ocupar para los altares.

 

Es importante, dijo que no se dejen llevar por las emociones, toda vez que pueden afectar sus finanzas. “la mejor manera de tener a nuestros difuntos presentes es mantenerlos vivos en el recuerdo”.

 

De este modo destacó que los compradores pueden hacer sus adquisiciones en cuanto a los productos para el festejo, con antelación. Hay que comparar precios y calidades de los productos para la ofrenda en diferentes establecimientos o mercados.

 

Sugirió además, reutilizar material del año pasado “y no está de más consultar el programa Quién es Quién en los Precios en el sitio de Profeco para conocer los precios de algunos de los productos que conforman la ofrenda”.

 

Gallegos Madrigal aconsejó que si van a comprar flores, preferir las que están en botón, para que duren más tiempo.

 

El funcionario concluyó pidiendo a la ciudadanía cuiden su bolsillo y al momento de comprar verificar la calidad del producto y que corresponda a lo que ofrece el establecimiento “las fechas son importantes, pero también lo es que cada familia vigile sus gastos ya que el recurso es escaso y se puede honrar la tradición siguiendo algunas reglas de austeridad y calidad sin demeritar el objetivo”.